CAP. XII. PATO DOMÉSTICO. (Aneta domestica) [Anas domestica]

El pato doméstico tiene un calor pesado. Tiene algo de aire de las bestias, pero más de aire acuoso. Come cosas sucias, pero las cosas sucias que devora se limpian con el agua en la que nada y donde lo expulsa cuando pasa a través de él.
Los sanos pueden sobrevivir comiendo su carne, pero no es bueno para los enfermos. Todas las demás partes del pato no son buenas. [Si alguien desea comer pato, no lo debe comer cocido en agua sino, tal como se explicó sobre el ganso, debe asarlo al fuego. Sus huevos son tan venenosos para el hombre como una mordedura de araña.]

Anas domesticus.