CAP. XXXIII. PINO ALBAR o PINO SILVESTRE.  (Fornhaff)

El pino albar es más caliente que frío. También es húmedo, lo que significa pena, y no tiene felicidad en su naturaleza. Pero su savia es muy valiosa para los ungüentos y colirios. Si alguien prepara ungüentos, serán más fuertes y mejores si se agrega el jugo de sus ramitas. Si hace colirios, agregue un poco de este jugo. Hace que los ojos se iluminen brillantes y da una vista muy clara. En cambio su jugo usado solo, no es bueno como medicina, es demasiado fuerte a menos que se temple con otros ingredientes.
Pero si la epidemia atormenta y mata a los animales del rebaño, coloque ramas frescas de este árbol delante de estos animales para que reciban su olor. Llévelos a un lugar dónde estos árboles estén creciendo, para que el olor pase a sus orificios nasales. Así, empezarán a toser, arrojando la materia podrida de sus orificios nasales y cabezas, para que la pestilencia que está en sus cabezas y narices desaparezca. Pero tenga cuidado de que los animales no coman ninguna parte de estos árboles para que no se dañen y sufran.

Nota: El editor de la Patrología no propone nombre científico, solo el nombre que da SH: Fornhaff, que corresponde al pino. Los Autores alemanes proponen: Pinus sylvestris. Hay diferentes opiniones que fluctúan entre el Pino Silvestre y Pino Albar.
No está en la edición de Schott.