CAP. CII. MANÁ.  (Menna)

El maná es caliente y seco, y su hoja, puesta encima de una herida abierta, saca el veneno y lo sana. Cocinado como un puré y comido, sana las vísceras dolorosas, ulceradas.

Maná, sustancia extraída del Fresno del Maná:
El término "Maná" es muy antiguo y se aplica a la exudación dulce de la savia de un determinado número de plantas, del Quercus Vallonea del E.G. y persica (Roble del Maná); Maurorum de Alhagi (Maná de Alhagi), Tamarix gallica (Maná de Tamarisk), Larix Europaea (Briancon Maná) etc.
En la Edad Media, fue objeto de un comercio muy activo el "maná", el jugo seco del "azúcar" exudado del Fraxinus Ornus L., (Fresno del Maná) y rotundifolia del Fresno. (N.O. Oleaceae), árboles pequeños cultivados para este propósito.
El Maná se empleó como laxante suave para los jóvenes y los niños. Para ello, un trocito del maná seco, del tamaño de una avellana se disolvía en un poco de agua caliente y se agregaba al alimento.