1. Sinfonía de Santa María

Oh gema esplendorosa, sereno despuntar del Sol
que ha colmado tu regazo cual manantial
del corazón del Padre dimanado:
su Palabra Única
por ella creó la materia primera de este mundo
que Eva llenó de sombras.
El Padre hizo esta Palabra hombre en tu seno
así que tú eres la luminosa materia
por la que exhaló la Palabra todas las virtudes
como de la primera materia forjó
la creación toda.

Suavísima rama frondosa
surgida del tronco de Jesé
Oh maravilla es que el Señor te mirara
bellísima hija, como mira el ojo del águila el sol
cuando el Padre celestial descubrió
el diáfano fulgor de una virgen
donde quiso que se hiciera carne su Palabra.

Mira que por místico secreto del Señor se iluminó
la mente de la virgen
y una flor de luz brotó, oh maravilla,
de sus entrañas.