5. El Hijo vendrá con el poder del Padre para juzgar

Y entonces, en la claridad de la luz eterna, pero sobre la nube con que se oculta a los reprobos la gloria celestial, en Su forma humana y con las señales de Su Pasión, sufrida según la voluntad del Padre por la salud del género humano, vendrá el Hijo de Dios rodeado por los ejércitos celestes para juzgar a este género humano: porque el Padre Le concedió que, pues había vivido de forma visible en la tierra, juzgara cuanto es visible en el mundo, como Él mismo muestra en el Evangelio cuando dice: