17. Estamos en el séptimo milenio

Pero vosotros, oh hombres, que queréis morar en la Casa del Señor, huid del Demonio y adorad a Dios que os ha creado. Mirad que en seis días concluyó Dios toda Su obra y descansó en el día séptimo de toda la labor que hiciera . ¿Qué significa esto?
Los seis días son los seis números de los tiempos y, en el sexto, se manifestaron al mundo nuevas maravillas, así como Dios terminó Su obra en el día sexto. Mas ahora estamos en el séptimo número del siglo, cercano el umbral del último día, igual que en el día séptimo. ¿Cómo? Los profetas han dicho ya todas sus palabras, Mi Hijo cumplió Mi voluntad en el mundo, el Evangelio se ha predicado abiertamente por toda la haz de la tierra; pero, pese a la gran diversidad del proceder humano, todo lo que he fundado maravillosamente persiste y persistirá a lo largo de los ciclos de este número pleno y allende el fin de los tiempos, bien afianzado por Mi mano.