6. El lobo gris

Y la última, un lobo gris: este será el tiempo de la rapiña: los hombres voraces arrebatarán para sí el poder y la riqueza; los veréis irrumpir en los saqueos bajo la piel grisácea, ni negra ni blanca, de sus astucias, y, desmembrando las cabezas de estos reinos, las derrocarán. Ah, porque entonces llegará el tiempo de la tribulación: muchas almas serán apresadas cuando el error del error se alce del infierno al Cielo y los hijos de la Luz sean puestos sobre el lagar del quebranto, pues no renegarán del Hijo de Dios y execrarán al Hijo de la Perdición, que querrá cumplir su voluntad con las artes diabólicas.
Y todas se volvían al Occidente: pues estos tiempos caducos caerán con el Sol poniente, porque tal como este amanece y se pone, así los hombres unos nacen y otros mueren.