33. De nuevo, palabras del Evangelio

«Dejadlos: son ciegos que guían a ciegos. Y si un ciego guía a otro ciego, los dos caerán en el hoyo» . ¿Qué quiere decir esto? Dejad que los malvados de obra en su maldad se desvanezcan, que no quieren enmendarse en la rectitud del bien. Mira que, según su estimación, se llaman justos, y vanas son sus obras: ciegos se han vuelto por esta ligereza suya, pues desdeñan recorrer la senda de justicia y proponen el camino del oprobio antes que el de la verdad a cuantos corren tras ellos en el mal. ¡No brilla en estos la mirada de la rectitud!, justos se creen e inicuos son, pues enseñan a cuantos ignoran la senda de la verdadera doctrina el desvío de la falsa justicia: en el hoyo del desaliento caerán todos, que ni los unos ni los otros saben dónde van.